Reiki es una palabra japonesa que significa energía vital Universal. Reí significa universal, es la energía ilimitada, la esencia energética cósmica, que interpenetran todas las cosas y circunda todos los lugares. Ki es la energía vital individual que fluye por nuestros cuerpos, manteniéndolos vivos y está presente en todos los organismos vivos. El Reiki es un proceso de encuentro de esas dos energías. 

Reiki es el sistema de transferencia de energía vital universal más simple y natural que conocemos, trabaja por imposición de manos. La sesión dura aproximadamente 1 hora, la mayor parte del tiempo el consultante está recostado en la camilla, de esta manera la relajación es mayor, la música y los aromas acompañan. Los practicantes de Reiki aprendemos a canalizar la energía y a trasladarla hacia las personas, lugares y objetos, de esta manera se empiezan a remover energías densas, también ayuda y acompaña en la recuperación de cualquier dolencia física, mental y emocional, ya que acelera la capacidad natural que tiene el cuerpo para sanar

Cuando la energía de Reiki comienza a fluir por nuestro cuerpo energético, comienza a remover bloqueos, y nuestra creatividad comienza a fluir.

El sistema de Reiki más conocido es Usui (por el descubridor del sistema), otros sistemas de Reiki con los que trabajo son Reiki Mariel (Trabaja con la vibración de la Virgen Maria), Reiki Horus (Egipcio, es maravilloso y un muy poderoso!) y Karuna Reiki (Amor compasivo), de los tres primeros con grado de maestra (si! los puedo enseñar). Otros sistemas energéticos con los que trabajo son Aqualead, un sistema que nos llega del Reino Angelical y nos ayuda a sanar el agua presente en todos los seres vivos, y Vortex Aura Healing. Cada uno de ellos nos ofrece símbolos que trabajan con diferentes frecuencias vibratorias, la energía tiene inteligencia propia, por lo que es el propio sistema energético de la persona, una vez iniciada la sesión, el que “pide” los símbolos. 

Siempre es importante aclarar que ninguna terapia energética reemplaza a las consultas médicas. Reiki no tiene contraindicaciones por lo que puede acompañar cualquier proceso de sanación físico, mental o emocional, contribuyendo a acelerar la recuperación. Los beneficios de la relajación y de la meditación están comprobados científicamente por las neurociencias contemplativas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *