Identidad de Marca I

La definición de identidad dice: Conjunto de rasgos o características de una persona o cosa que permiten distinguirla de otras en un conjunto. La identidad también es la conciencia que una persona tiene respecto de sí misma y que la convierte en alguien distinto a los demás.

Trabajar la identidad de marca es lo que te permite encontrar los rasgos distintivos, diferenciarte de los demás, crear tu sello único, tu propuesta de valor. Todas las personas tenemos algo valioso que aportar a la vida de los demás. Las marcas que no cuentan con una fuerte identidad son más propensas a perder competitividad.

Una de las primeras preguntas que nos podemos hacer es ¿Qué puedo aportar a la vida de quién? Entender tanto al consumidor como a la marca es esencial para tener un negocio sostenible en el tiempo, y no sólo uno de temporada. 

Aspectos de la Identidad de Marca

Esencia: ¿Quién soy? No hace falta que sea un enunciado, puede ser una idea.

Físico: ¿Cómo se ve la marca? Logo, colores, texturas, aromas, arquitectura, mobiliario, uniformes, tipografía, música. Atributos externos.

Personalidad: ¿Cómo soy? Podemos pensar que una marca tiene atributos como los de una persona: Rebelde, Sofisticada, Rustica, Seria, Alegre, Romántica, Relajada, Minimalista, etc.

Cultura: ¿En que creo? Valores, Principios, Historia, Comportamiento, Visión.

Relación: ¿Cómo son las relaciones entre la marca y el consumidor? ¿Cómo es la experiencia del cliente? ¿Cuáles son los canales de comunicación? Pensemos por ejemplo en la diferencia entre un restaurante, una cervecería y un local de comidas rápidas.

La marca puede ser personal (cuando utilizo mi nombre) o comercial (cuando utilizo un nombre de fantasía). La elección de un nombre de fantasía es un proceso que no se debe hacer al azar, debe formar parte de la estrategia de marca.

Ejercicio para empezar a construir tu identidad de marca:

Para comenzar a trabajar en la identidad de tu marca te propongo que busques 5 objetos que te representen. Si es una marca comercial busca 5 objetos que representen lo que quieres transmitir a través de tu marca, y si tienes socix(s) deben hacer el ejercicio juntxs. Puedes empezar por una selección mayor, digamos 10, ir eliminando hasta llegar a un máximo de 5.

Los objetos pueden ser:

  • Un Color, gama de colores, “el cielo del amanecer”, “el azul del mar”
  • Una Prenda de vestir tuya con la que te sientas muy identificada (abrigo, remera, vestido, zapatos, traje de baño)
  • Un Cuadro, pintura, adorno, escultura, mueble.
  • Una Fruta, Verdura, Comida.
  • Cualquier objeto cotidiano que tenga un valor simbólico: “el palo de amasar como el que usaba mi abuela”
  • Objetos tomados de la naturaleza: piñas, arena del mar, caracoles, animales, paisajes, piedras, etc.
  • Objetos tecnológicos.
  • Objetos retro o vintage.
  • Personajes de películas o comics.
  • Un libro o cuento…
  • O cualquier otra cosa que se te ocurra y sientas que representa la esencia de lo que quieres transmitir.

A continuación tómale fotos a los objetos o busca en línea las imágenes, puedes tomarte un par de días para realizar la selección. Si tienes dudas para elegir hazte las siguientes preguntas: ¿Esto representa a quien yo quiero ser? ¿Representa lo que quiero transmitir con mi marca? Si es un rotundo si, entonces aprobado. Si estas dudando mejor elegir otra imagen.  

En paralelo a la búsqueda de imágenes vas a ir haciendo una selección de palabras, entre 3 y 5, las palabras deben reforzar la idea de las imágenes. Con todo eso vas a construir tu moodboard o tabla de inspiración acá te dejo algunos ejemplos.   

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *